La escasez de abejas podría poner en peligro las almendras californianas y la cosecha de fruta

Advierten que la disminución de la población de abejas podría afectar a la almendra californiana y la producción de fruta de este año incrementando sus precios.
Agricultores de las zonas rurales del condado de Solano y del estado de California, están buscando nuevas alternativas luego de la inexplicable disminución en la población de abejas ocurrida el año 2006. Sin embargo, advierten que podría no haber suficientes abejas durante este año para satisfacer las necesidades de polinización de los agricultores.
"Tenemos un menor número de abejas," dice Bob Curtis, miembro de la Junta de Almendreros de California. "Si el tiempo viene algo mal, algunos productores podrían estar en problemas" agrega. Este problema podría manifestarse en una fuerte reducción de las cosechas de alguno de los cultivos más importantes de California, lo que se traduciría en mayores precios para los consumidores y menores ingresos para los productores y trabajadores agrícolas.
La junta de Almendreros de California, que representa a más de seis mil productores, ya ha gastado 1,4 millones de dólares investigando sobre la salud de las abejas y buscando alternativas que den solución a sus problemas, señala Curtis. Además los investigadores están trabajando en desarrollar una variedad de almendro auto-compatible que pueda transferir polen entre sus propias flores, reduciendo la necesidad por abejas que hagan el trabajo, y el grupo de investigadores ha empezado a asesorar a los miembros de la junta a plantar especies de forrajeo para ayudar a las abejas antes y después del periodo de polinización.
El Comisionado agrícola del condado de Solano, Jim Allan señaló que es muy pronto para predecir si la población de abejas el 2013 será suficiente. Los altos precios de las almendras y frutas han significado un aumento de la superficie plantada, lo que agudiza el problema de la escaza oferta de abejas para la polinización.
Phil Hofland, apicultor y propietario de Colmenares Nobles de Dixon en el condado de Solano, dijo que el aumento del precio de las almendras hizo aumentar la superficie de huertos de almendros lo que produjo un alza en el precio de las colmenas. Además dijo al diario que su compañía estaba trabajando con investigadores para desarrollar una raza de abeja que fuera más resistente a enfermedades y pestes. Hofland también dice que las normativas estatales están dificultando la importación de abejas de otros estados lo que podría ayudar a aliviar la escasez de abejas y mantener los precios bajos.
Fuente (versión original): All Voices, febrero 2013